Buscar

Y de repente me sentí...

Y de repente me sentí... flotar.

No pesaba, la densidad pasó a ligeresa. Es extraño, pero la sensación era como... fresquita.

Mi cabeza dejó de pensar. Ya no era materia, eran átomos vibrando.

Entré en un estado, en el que era consciente de mi pero también de todo.

Ya no era solo Efraín. Efraín formama parte de algo más graaaaande que él.

Y se fue el peso y la presión y llegó la calma. Poco a poco fui tomando tierra... fue una sensación única.

¿Y ahora como te sientes? _ pues como siempre... !mecagoentó!

Efraín Jaén Terapeuta https://www.efrainjaen.com/