Buscar

Nada, no quedó nada

El viento sopló tan fuerte que arrasó con todo. Nada, no quedó nada.


Solo, vacío y ausencia. Dolor, trizteza y frío. Mucho frío, ese que cala.


Ni victimismo, me quedó. Tan solo dolor, tristeza y temple. Se lo llevó todo, menos la dignidad.


El vacío llenó...!qué extraña sensación! No pensé, no podía.

La serena aceptación del que nada tiene que perder ya.


Tan solo dolor, tristeza y comienzo.


¿De qué? No sé pero comienzo.


Efraín Jaén Terapeuta www.efrainjaen.com




© 2018 EFRAÍN JAEN ÁLVAREZ | created with Wix.com by Victor M.

Fotografias por Virginia Park
Carteles por Chemi

Terapeuta emocional