El observador

El arte de observarte y descubirte a través de una visión ampliada de nuestro ser

Párate un momento, mírate a un espejo: ¿Ya se te bajo la mirada?, ¿ya empezaste a criticarte? ¿Ya empezaste a juzgarte?, pues eso no es observarse.

El arte de mirar sin juzgar, aceptando sencillamente lo que se ve, implica ser compasivo con uno mismo, porque no se puede resolver, lo que no se quiere aceptar.